El Cortijo La Casilla de Maera está situado a medio camino entre Málaga y Torremolinos, en el término de Churriana. En su jardín, de gran valor botánico y ornamental, pasearon personajes de la talla de Gerard Brenan y Hemingway acompañados por el que fue su propietario y amigo Don Angel de la Riva Resines.

En la actualidad sus herederos han realizado diversos trabajos de adecuación del entorno, siguiendo un minucioso proyecto de infraestructura capaz de albergar la más refinada hostelería y atendiendo a la demanda de la zona, se alquila el marco idóneo para la celebración de Congresos, Convenciones, Bodas y otros tipos de eventos.

El complejo cuenta con un Jardín Botánico con capacidad para más de 1000 personas, una carpa con calefacción de 1000 m2 y aparcamiento.